Una de las preguntas más habituales que recibimos en la Sala de Pesas por parte de los clientes, es si deben realizar los ejercicios de Cardio (Bicicleta, remo, cinta, etc.) antes o después de haber hecho el trabajo de pesas.

Cuando hacemos ejercicios de pesas, estamos haciendo un trabajo principalmente anaeróbico, utilizamos el glucógeno muscular y aminoácidos que están en el músculo en ausencia de oxígeno. Es importante la intensidad en la ejecución.

cardio

Por contra cuando hablamos de cardio en el fitness estamos haciendo referencia a un ejercicio cardiovascular a un ritmo bajo o moderado en el que se usa como energía para su realización la grasa (principalmente es lo que se busca), y también glucógeno muscular, siempre en presencia de oxígeno, de ahí que sea aeróbico.

pesas

Por tanto, atendiendo a estas 2 ideas, el Cardio siempre debe ser después de las pesas, Cuando nuestros depósitos de glucógeno están “a tope” realizamos el trabajo de fuerza a una intensidad adecuada, si hacemos el cardio después, a nuestro organismo le será “más fácil” empezar a quemar las reservas de grasa.

Comments are closed.